Empleo: qué tener en cuenta a la hora de elegir un trabajo

27-12-2017

Los profesionales
estamos acostumbrados a participar en multitud de procesos de selección
diferentes para demostrar que somos la mejor opción para las empresas. Y,
aunque internet está repleto de artículos que hacen referencia a cómo
enfrenarse a las pruebas de acceso, también es importante tener claro que no
todo vale cuando se trata de empleo. Antes de aceptar una oferta, haz una vista
con las ventajas y los inconvenientes del trabajo.



Además, presta atención a lo que te mencionamos a continuación y prepárate para tomar posesión de tu nuevo puesto, 100% convencido.

1. Posibilidades de crecimiento vertical dentro de la corporación

Si quieres hacer carrera en la empresa, unas de las cosas que debes tener en cuenta es qué opciones te ofrece el puesto de ascender a medio y largo plazo. Tener vistas de promoción servirá para mantenerte motivado y experimentar crecimiento profesional.

2. Previsiones de aprendizaje y formación

El mundo cambia constantemente; por esa razón es fundamental que los profesionales se mantengan actualizados, de acuerdo a las demandas del mercado laboral. Cada vez más empresas son conscientes de este extremo y destinan parte del presupuesto anual a la capacitación de sus funcionarios. 

3. ¿La misión y la visión de la empresa encajan con tus principios y perspectivas?

"Ponerse la camiseta" de una empresa es importante para dar lo mejor de uno mismo y sentirse a gusto. Asegúrate de que los principios de la corporación a la que vas a ingresar están alineados con lo que esperas de tu carrera profesional y que cumple con los mínimos éticos con los que te sientes identificado. De esta manera será más sencillo evitar decepciones durante el ejercicio de tu trabajo.

4. Salario emocional: vacaciones, seguro médico, flexiworking, bonos, cheques de alimentación...

Los millennials irrumpieron en el mercado laboral demandando cambios en el modelo tradicional. Ya no basta con tener un buen salario y estabilidad, prefieren empleos que les brinden la oportunidad de crecer, de viajar y, sobre todo, de compaginar su vida personal con la profesional. 

Teniendo en cuenta que buena parte de la masa profesional actual está compuesta por este segmento, a las organizaciones no les queda más remedio que ir modernizando su política de capital humano. 

5. Retribución anual

A la hora de valorar la aceptación de un empleo, detente a valorar el salario anual porque, en ocasiones, la retribución mensual es menos de lo que esperas pero se completa con bonos a fin de año o por objetivos alcanzados. 

6. Clima laboral

Si tienes la oportunidad de hablar con alguien que trabaje en la empresa, no dudes en preguntarle por el ambiente que se respira entre los compañeros y los jefes. Sentirse cómodo con el equipo suma muchos puntos a favor de un puesto de trabajo.

7. Oportunidades de movilidad nacional e internacional

En el mundo globalizado actual, cada vez hay más posibilidades de marcharse destinado a otra región, ya sea dentro o fuera de tus fronteras. Experiencias como esta te ayudarán a crecer y te supondrán, casi seguro, un aporte económico extra. Pero, si por alguna razón no quieres embarcarte en una aventura así, deja claro desde el principio que no cuentas con disponibilidad para afrontar cambios de residencia. 

Como ves, al final lo importante es valorar qué es lo que esperas de tu carrera profesional y cuáles son tus prioridades. Valorando las opciones con sentido común tomarás la mejor decisión.

Compartir esta nota:

Quiénes Somos - Preguntas Frecuente - Links de Interés